miércoles, 19 de marzo de 2008

Descansando

Descanso pero no acabo de descansar.

Hace mucho que no escribo aquí. Hoy voy a escribir por ejercitar los dedos y para que no (no sé si pasará) me cancelen el blog por falta de uso.

Tengo la cabeza que me bulle de ideas, de temas personales y laborales, que en otras circunstancias podría poner por aquí. Pero no puedo. La gente implicada lo lee, y no quisiera que me cortaran las manos. No es que sean cosas malas, pero sí cosas que a la gente no le gusta ver por escrito.

Cuando nadie conocia este sitio, contaba aquí todas las cosas que me reconcomían la cabeza. Las que me preocupaban, las que me alegraban, las que me sorprendían... ahora mi libertad de acción está tan restringida... las cosas realmente interesantes que me pasan o que pienso, vaya, no puedo contarlas. Y eso que algunas son mejores que muchas novelas de ficción.

Algun dia abriré un nuevo blog que nadie conocerá y ahí soltaré todas las cosas que ahora no puedo revelar por aquí. Ahi me pondré a escribir frenéticamente, sin respetar tabúes, bloqueos personales, saltándome todas las reglas, siendo un rebelde, liberando secretos y mentiras sobre la pantalla en blanco. Tiene que ser liberador que te cagas. Luego lo borraría. O quizás no.

5 comentarios:

Small Blue Thing dijo...

¡Menos polladas y más hartículos!

Rogue Two dijo...

Lla no puede tener huno hun momento introsptec... intrprospectiv... intropest... jo.

morgana dijo...

Ja, chaaaaacho, sí que parece que necesitas un desahogo mental, sí...

Fétido dijo...

A ciscarse en tó, que es mu sano.

Anónimo dijo...

comparto tu opinión, la peor censura es la que se hace uno así mismo!........
fdo.: PeggySue