viernes, 17 de agosto de 2007

Cambios

Querido diario,

Llevo unos cuantos días sin poder escribir con libertad. Ahora, lo que tenía que pasar ha pasado, y puedo volver a mi escritura normal. Es lo que pasa cuando este nuestro blog lo lee gente a la que veo cada día en el curro...

Después de casi 10 años en la misma empresa, y mucho pensármelo, he decidido cambiar el chip y decir adiós a mis compañeros. Cambiar el chip ligeramente, pues seguiré en la misma silla y el mismo PC en los que llevo desde hace más de un año, pero esta vez trabajando para otra conocida compañía.

Se hace difícil decir adiós a la gente con la que llevas tanto tiempo. Y conoces a tantos... has vivido historias, buenas, en las cuales te has partido de risa durante horas o has aprendido cosas muy grandes; malas, en las cuales has estado a su lado en la sala de torpedos luchando contra los elementos y sufriendo las bofetadas del destino; o incluso cuando estabas solo en medio de la batalla, siempre contabas con un teléfono u un Gmail para pedir ayuda a la gente.

¿Y ahora? Sí, seguirán estando ahí, pero ya no será lo mismo...

En fin. Al menos no ha sido muy traumático el efecto "cambio de empresa". Todo el mundo se ha portado muy bien conmigo, mejor de lo que esperaba: al hablar con familiares o amigos que han pasado por ese trance, siempre te cuentan historias horribles de jefes que te están puteando de mala manera durante todo el período de preaviso, olvidando todos los años de buenos momentos como si nunca hubieran sucedido. Yo he tenido la suerte de contar con unas jefas que (aunque evidentemente no me han aplaudido) han respetado mi decisión y me han tratado bien.

Y ¿qué me deparará el futuro en esta nueva empresa? Quién sabe. Espero aprender más en muchos aspectos, no sólo tecnológicos. Y tengo ganas de ver qué se siente, cómo es la vida ahí fuera.

Continúen atentos a sus pantallas...

3 comentarios:

azanulbizar dijo...

Estimado Comandante,

Sin ninguna duda, esto no va a ser lo mismo sin usted.Casi diez años de amistad, de trabajo , de muchas risas y de alguna que otra negrura (cada vez que oigo la palabra evoluciona y vodafone, todavía no puedo evitar un respingo), de las que siempre hemos salido victoriosos.

Como tu bien dices, no será lo mismo, pero bueno, la amistad permanece, y eso es lo importante.

Un abrazo, y por supuesto, permaneceré atento a la pantalla

Teresa, la de la ventana dijo...

Suerte, Rojillo.

Los cambios siempre son estimulantes, sobre todo si los decide uno.

Azalais dijo...

¿Qué decir? Que me dejaste de piedra y que esto no será lo mismo sin tus bolígrafos mordidos... Pero seguiremos en contacto y espero que no nos olvides.

Yo seguro que no lo hago.

Un besote muy fuerte.